Venezuela sin Chávez: política por carisma

Chávez bajo la lluvia

Chávez bajo la lluvia en el cierre de las elecciones presidenciales de diciembre de 2012. ¿Qué hacía ese hombre, recuperado de  los primeros embates del cáncer, forzando la máquina hasta la extenuación? ¿Morir con las botas puestas? ¿Marcar una senda de esfuerzo que deberían seguir todos y cada uno de los venezolanos? ¿Hacer del exceso un mandato que el pueblo debía leer como una gramática de lo que se esperaba de ellos? Chávez, como en tantas otras veces, parecía, ungido por la historia con un papel grande como el que tuvo Bolívar, haber pensado más en Venezuela que en su suerte personal. Porque la revolución estaba muy ligada a su persona. Porque si le correspondía a él y sólo a él ganar las elecciones para que el proceso continuara, el exceso del sacrificio alimentaría, en última instancia, la mística personal que necesitan los procesos revolucionarios. Él dejaba sembrado el campo. Le correspondería al pueblo de Venezuela, dirigido por Nicolás Maduro, hacer la cosecha.

Hay decisiones, es indudable, que podrían haber encontrado más fluidez con mayores plazos. ¿Pudo Venezuela haber pensado antes en los asuntos de la sucesión? Cierto es que ajustar los resortes de un país que está en la mira de los Estados Unidos no es tarea sencilla. Pero la misma fuerza de Chávez como líder no ayudó a construir más liderazgos capaces de enfrentar estas contingencias.

Anuncios

Deja una respuesta a Zaratustra

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s