ANÁLISIS: Chávez frente al retorno definitivo

AFP

 Hugo Chávez es un hombre que sabe de retornos, el de la madrugada de este lunes, el más esperado de su vida, más que aquel del 13 de abril del 2002, incluso por encima del “por ahora” de 1992. Un retorno lleno de alegrías para unos, tristeza para otros, pero sobretodo, mucha expectativa. El Presidente tiene una decisión en sus manos que tomar: jurar y seguir en el poder, jurar y pedir permiso o, sencillamente, dar un paso al costado y buscar seguir al frente del timón desde otro puesto de batalla.
“Hemos llegado de nuevo a la Patria venezolana. Gracias Dios mío! Gracias pueblo amado! Aquí continuaremos el tratamiento!”, escribió Chávez en su cuenta Twitter, reapareciendo en la red social 108 días después de su último mensaje.
“Sigo aferrado a Cristo y confiado en mis médicos y enfermeras. Hasta la victoria siempre! Viviremos y venceremos!”, tuiteó minutos después ya instalado en una habitación del Hospital Militar de Caracas, tras regresar por la rampa 4 del aeropuerto de Maiquetía.
Fueron 69 días de fase postoperatoria en Cuba de la cuarta operación contra un cáncer cuyo tratamiento continúa, a decir del último comunicado oficial en el que se vieron las primeras imágenes del hombre fuerte del país de los últimos 14 años, rodeado de sus hijas, respirando ayudado por una cánula traqueal que le impide hablar con normalidad a un líder afamado por sus maratónicos discursos, su gusto por el debate público y las afiladas réplicas.
El propio Fidel Castro se despedía poco antes de partir de La Habana al comandante presidente en una carta diciendo: “Viviremos siempre luchando por la justicia entre los seres humanos sin temor a los años, los meses, los días o las horas, conscientes, humildemente, de que nos tocó vivir en la época más crítica de la historia de nuestra humanidad”.
“Tú aprendiste mucho de la vida, Hugo, en esos duros días de sufrimientos y sacrificios”, expresó Castro, y agregó que “todo debió llevarse a cabo con mucha discreción, para no darle oportunidad a los grupos fascistas de planear sus cínicas acciones contra el proceso revolucionario bolivariano”.
En Venezuela, casi podría decirse que amaneció más temprano este lunes. A las 2:30 de la madrugada llegó Chávez, pero no fue sino hasta las 4 y media cuando se conoció la noticia. Los venezolanos se despertaron con el Presidente en casa, sin imágenes, las mostradas el viernes pasado son suficientes, a decir del Gobierno.
La única versión sobre cómo llegó Chávez provino a través de Dubraska Mora, una trabajadora de la emergencia de adultos del centro militar: Entró caminando, no llegó en camilla, no llegó en silla de ruedas, decía la mujer que dijo estar de guardia la medianoche de ayer. Más tarde, el gobernador de Táchira, José Gregorio Vielma Mora, afirmó que el presidente Hugo Chávez llegó caminando y se desplaza por sus propios medios. Se trató de la primera voz oficial en informar detalles sobre cómo llegó el Jefe del Estado a las instalaciones del Hospital Militar Dr. Carlos Arvelo.
La aseveración  de Vielma Mora la hizo durante un acto en apoyo al Presidente celebrado en la entidad andina. “Bienvenido al país, bienvenido a la patria de Bolívar”.

Cohetes y bocinas sonaban en el centro de la Caracas para festejar el regreso del líder socialista de 58 años, que aún no pudo jurar su cargo que le permitiría llevar su Gobierno a casi 20 años consecutivos en el poder.
El chavismo de calle, exultante ante el nuevo retorno, era tratado de canalizar por lugartenientes como Diosdado Cabello, quien adelantó que prepararían un espacio en el “Carlos Arvelo” para que los partidarios del Mandatario estén cerca de él, pero sin afectar su tratamiento.
“Estamos arreglando los detalles internos para que no falta ni falle absolutamente nada”, agregó el presidente del Parlamento.
Más allá del cuadro clínico de Chávez, que pasó por insuficiencias respiratorias, cánula traqueal y reposo absoluto, antes cámara hiperbárica, quimio y radioterapia, algunos analistas creen que en el corto plazo nada cambiará en el plano político y la debilitada oposición venezolana seguirá cuestionando quién toma las decisiones en el Poder Ejecutivo. Aunque las movidas chavistas insisten en que el Presidente estuvo al mando durante su convalecencia y, cuan ejército chino, mantienen un orden cerrado casi perfecto que no baja la guardia.
“La expectativa sobre una posible elección presidencial adelantada permanece intacta, pese al regreso presidencial”, publicó el analista político local Luis Vicente León en la red social Twitter.
Henrique Capriles, la cabeza visible de una variopinta oposición venezolana, estuvo entre los primeros en reaccionar, “ojalá que su retorno genere cordura en su Gobierno”, dijo en su cuenta de Twitter, también sin variar un ápice la prédica opositora de que sin Chávez Miraflores está inactivo.
El Gobierno, a cargo del vicepresidente Nicolás Maduro, apostó por esperar a su líder y asumió riesgos políticos al tomar decisiones duras como una devaluación que volvieron a poner en la mesa el debate sobre la toma de decisiones de la cúpula chavista, aunque en todo momento los “rojos, rojitos” dejaron claro que sus decisiones corrían por cuenta de su jefe.
Apenas horas antes de la vuelta de Chávez, la encuestadora Hinterlaces difundía el domingo uno de sus primeros sondeos sobre unas eventuales presidenciales entre Maduro y Capriles, con 14 puntos de ventaja para el vicepresidente en ejercicio.

Ante la prorrogada toma de posesión del Jefe de Estado, por donde pasa justamente el futuro político del país, una fuente de la francesa AFP, afirmó: “El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela está listo para realizar en cualquier momento la juramentación”.
Lo único que se espera es la decisión del Presidente y su equipo médico”, quienes también determinarían si la ceremonia sería pública o privada y dónde se realizaría, precisó la fuente.
De hecho, la vuelta del Jefe de Estado a Venezuela extinguió el permiso que le había otorgado la Asamblea Nacional, así lo repetía una y otra vez el ministro Ernesto Villegas, titular de Comunicación e Información, en una inusitada aparición en las cámaras de VTV a las 5:50 de la mañana de este lunes.

La causa sobrevenida que prorrogó la juramentación está finalizando, el Jefe del Estado ya está en el país y deberá tomar una decisión que definirá el futuro político de un país que desde el “por ahora” ha vivido al ritmo del comandante.

Anuncios

Deja una respuesta a Zaratustra

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s